Curiosidades

Temas curiosos

Aquest any no hi ha hagut salsa de nadal. Bueno, sí que n'hi ha hagut. A Eivissa sempre n'hi ha, però aquest any no he pogut participar en la el·laboració d'aquest típic postre de nadal de la pagesia, perque no m'han agafat les festes a casa.

Però bé, sempre miraré de fer una entradeta per comentar alguna cosa d'aquest meravellós fenòmen gastronòmic típic d'Eivissa.

Aquest any, com que no tinc fotos de l'event. Sí que us deixo la recepta per a que l'any que vé ho pogueu practicar a casa. ATENCIÓ: he de comentar que aquesta recepta és la que feim a Ca Na Simona, però que hi ha mil i una variants de la mateixa. La nota més significativa és que la salsa que fem a casa NO porta caldo, només porta aigua.

Salsa de Nadal

Aquí va (en castellà, que així l'entén més gent):

Ingredientes:
- 2500 grs. de almendra tostada y molida.
- 2500 grs. de azucar.
- 2 ó 3 cucharadas soperas de miel.
- 7 huevos.
- 3 cucharadas soperas ( no colmadas) de canela molida.
- 2 o 3 ramas de canela.
- 2 grs. de azafrán.
- 10 litros de agua.
- 3 cucharadas de sal.
- un vasito pequeño de aceite de oliva (no muy lleno).

Preparación:

1) Ponemos el agua a calentar en una olla grande, con las tres cucharadas de sal.

2) En un cuenco grande aparte, añadimos el aceite a las almendras molidas.

3) Batimos los huevos muy bien y los añadimos al cuenco de las almendras.

4) En otro cuenco o plato, mezclamos el azucar con la canela. Reservamos para después.

5) Tostamos el azafrán (¡cuidado, no quemarlo!!!). Reservamos para después.

6) Del agua que tenemos caliente en la olla grande, sacamos un cazo de agua y lo añadimos a la mezcla de almendras para que la mezcla se vaya aclarando y no sea tan espesa. Si con un cazo no es suficiente para aclarar bien la mezcla, se puede añadir más agua.

7) Añadimos la mezcla de almendras acabada de aclarar con agua a la olla grande del agua caliente.
Removemos continuamente para disolver bien.

8) Añadimos las dos (o tres) ramas de canela) a la olla.

9) Cuando se ha disuelto bien, y el agua tiene temperatura casi de ebullición, añadimos el azucar y la canela a la olla.

10) A continuación, añadimos las 2 o 3 cucharadas de miel a la olla.

11) Añadimos el azafrán tostado y bien molido a la olla y ya tenemos todos los ingredientes en su sitio.

12) Y ahora se trata de ir removiendo, casi continuamente, durante más ó menos una hora. Importante: se puede producir ebullición que provoque que la salsa se vaya a salir de la olla. En ese caso, levantar la olla del fuego, esperar a que baje la ebullición y colocar nuevamente en el fuego.

13) Pasada una hora removiendo, sacamos la olla del fuego. Se deja en reposo y se deja enfriar. Normalmente se conserva la salsa dentro de la misma olla, pero se puede repartir en otros recipientes más pequeños, incluso congelar.

14) Lo mejor para guardarla es ponerla en la nevera, pero se puede guardar a temperatura ambiente, pero en un lugar bien fresco y seco.

15) Como vas a tener una gran cantidad de salsa, puedes sacar de la olla la cantidad de salsa que vayas a utilizar y calentarla en un cazo. Sírvela en tazas.

16) Importante: Se vuelve a hervir cada tres ó cuatro dias para su conservación. Como caducidad de la misma (si no la congelas, por supuesto) es de 20 días. Calculad que en Ibiza la gente hacía la salsa el día 24 de Diciembre para comerla como postre el día 25 de Diciembre y después la podían llegar a alargar hasta San Antonio (el 17 de Enero). Esto viene a ser como dicen los castellanos: "Hasta San Antón pascuas son".

Notas:

-La almendra queda mejor si se muele en una trituradora manual (de aquellas de triturar carne) pues deja la almendra con mejor consistencia que si lo hacemos con la picadora electrica
-El agua con la sal tiene que tener un punto que te recuerde a un caldo (no demasiado salado)
-Se toma con un bizcocho (tipo brioche) que se llama " bescuit"
-En otras recetas, en vez del agua y sal, la hacen con caldo, de pollo,gallina, cordero,bien de una clase , de dos, ó de las tres, además hay quien también añade al caldo,sobrasada,butifarrón... incluso tocino,( no olvidemos que en la receta primitiva se ponían todas estas carnes,porque eran los ingredientes de la comida principal del dia de navidad que era el "sofrit pagés", por eso siempre se elaboraba el dia de nochebuena.(Desdeluego que queda mucho más contundente)
-Hay otras recetas que incluyen más especias,como pimienta y jamaica.
-En una zona de la isla ( Sant Josep) se toma fria.
-Esta receta es más ligera, el sabor recuerda completamente al turrón de jijona

Salsa de Nadal

Bon Profit!

Me pilló en Barcelona el Salón del Manga (que ya va por su XV edición) y la verdad es que me resultó muy divertido asistir a ver los stands que las editoriales y librerías situaron en La Farga del Hospitalet para presentar novedades de manga y anime.

Aunque coincidió con el fin de semana de Todos los Santos ("Halloween"), lo cual ya es motivo para disfrazarse en una sociedad cada vez más americanizada, lo cierto es que me sorprendió la animosidad con la que la gente se disfrazaba con motivo del certamen. Así que como no me esperaba asistir a una macro-fiesta de disfraces, pues me divertí bastante viendo todo el escaparate de pintas inspirados en personajes japoneses (como diría un entendido, de "cosplay").

Os dejo con tres pobres fotos que saqué (como no, con mi móvil):

Salon del Manga 2009

Salon del Manga 2009

Salon del Manga 2009

El que está sujetando el micro en la última foto es Marc Bernabé, un traductor de japonés afincado en Japón y que traduce incontables obras a nuestro idioma. Estaba traduciendo la clase magistral de un autor de manga.

El último viaje que hicimos Barcelona-Palma lo hicimos en Barco y aunque personalmente prefiero mil veces antes el avión (por comodidad y tiempo sobre todo), lo cierto es que el barco te da la posibilidad de disfrutar, aunque sólo sea por unos minutos, de unas vistas que son bastante espectaculares.

Os dejo con unas fotos de la salida del puerto de Barcelona (como no, hechas con el dichoso móvil)

Puerto de Barcelona

Puerto de Barcelona

Puerto de Barcelona

Puerto de Barcelona

El edifico con forma de vela es el nuevo hotel Vela (valga la redundancia) que abrió la cadena "W" hoteles en Barcelona hace poco.

Es una lástima que no lleve siempre la cámara de fotos encima, porque la verdad es que paseando encuentras muchas veces rincones que te gustaría inmortalizar.

Os dejo esta "parada" que encontré en el barrio del Born de Barcelona y que me tuve que fotografiar con el móvil:

Parada en el Borne

Mi madre me ha enviado este par de fotos de este espectacular monstruo, a la caza de una víctima:

Mantis

El tamaño de las baldosas es de 20cm, por lo que os podéis hacer una idea de las medidas.

Mantis

En ocasiones no sé si envidiar o alegrarme de no vivir en el campo como mi familia!

Estaba pensando que no me metería en temas de política y voy a respetar la línea del blog. De hecho, creo que este post no tiene absolutamente nada de político, aunque muchos potenciales lectores puedan llegar a entender que hablar de lengua catalana y política es lo mismo.

Pues es una pena. Es una pena que un rasgo cultural de tanta gente sea utilizada como arma política, pero la lengua, como tal, es una particularidad cultural y así voy a intentar tratarlo.

En este post voy a enumerar una serie de realidades que, poniéndome la gorra de reportero del National Geographic, tengo que narraros acerca de la experiencia de ser catalanoparlante (especie entre la cual me incluyo). Vamos allá:

1) Hay muchos catalanoparlantes que PIENSAN en catalán. Esto significa que la lengua en la cual mucha gente razona es el catalán. Aunque muchos conozcamos el castellano, no hay nada que hacer. Si nuestra lengua materna ha sido el catalán, es muy probable que a la hora de pensar, por ejemplo, que "vaya clavo me acaban de meter en este restaurante" a la hora de firmar el recibo de la visa mientras el camarero nos presta el boli, en realidad pensemos "quin clau que m'acaben de fotre en aquest restaurant". Créedme, no lo hacemos a propósito, nos sale sin querer.

2) Es muy difícil cambiar de idioma con una persona con la que ya tienes una lengua propia de comunicación. Aunque haya terceros delante, es cierto que a los bilingües nos es extremadamente difícil cambiar de idioma cuando hablamos con una persona a la que ya tratamos en una lengua. Pongo un ejemplo. Mi primo y yo hablamos en castellano porque de pequeños nos dió por hablar en castellano, a pesar de ser los dos catalanoparlantes y hablar con otros terceros en catalán. De hecho, nos pasa que en reuniones familiares todo el mundo puede estar hablando en catalán y cuando nos decimos algo, lo hacemos en castellano. Este punto causa polémica en caso contrario, pero ya digo que por lo menos en los sitios en los que he vivido, es de lo más normal tener conversaciones multi-idioma, donde en una reunión de amigos, puedes estar hablando con el de enfrente en catalán y con el de al lado en castellano. Y, creedme, no pasa nada... nadie se enfada ni cosas por el estilo.

3) No creo que nadie hable una lengua para fastidiar a nadie. Sencillamente, creo que cada uno habla lo que le apetece y me parece bastante pueril enfadarse porque alguien se dirija a mí en una lengua que no es la mía. Igual al revés: hablar a alguien en una lengua que no conoce para fastidiarlo es bastante infantil. Esto en niños de cuatro años pase, pero en adultos lo encuentro de pena.

Hello Kittylunya

4) El problema de la lengua catalana es que se llama lengua catalana o catalán. Yo soy ibicenco y hablo ibicenco o catalán o lo que sea. El nombre de la lengua me trae sin cuidado. Lo que tengo claro es que me entiendo perfectamente con valencianos cuando hablan valenciano, con mallorquines cuando hablan mallorquín y con catalanes cuando hablan catalán. Para mí, todo es lo mismo. ¿Por qué? Pues porque los entiendo la mar de bien a todos: puedo ver perfectamente TV3, Canal9, IB3... que sí, que me entero de todo. Por eso pienso que si esta lengua catalano-valenciana-balear que hablamos todos se llamara, por ejemplo, "mediterrà" en vez catalán, no habria ni la mitad de polémicas tontas que hay ahora. Como paralelismo, para mí es el mismo caso que cuando un andaluz habla castellano con un vallisoletano: tienen acentos diferentes, palabras en su vocabulario diferentes, pero se entienden, ¿no?

5) Las lenguas siempre suman, nunca restan. No he tenido la experiencia de decir que conocer dos lenguas desde pequeño me haya perjudicado. Pienso todo lo contrario. Pienso que soy un gran afortunado por conocer dos idiomas desde la infancia. Y no, no pienso que en vez de catalán ya me podrían haber enseñado otra cosa, al revés. En mi caso, como digo, todo ha sumado.

6) Los bilingües siempre cedemos ante los monolingües. No, no lo digo como como reivindicación, lo digo como una realidad natural. Es de cajón: si una persona conocen dos lenguas y otra conoce una, el bilingüe siempre usará la lengua que le permita comunicarse con el monolingüe. Ante este caso, que considero una realidad natural también, los monolingües tenderán a aplicar la ley de la comodidad. Esto es, "si ya me comunico en mi idioma, no me hace falta aprender otro, pues se que además pueden comunicarse en mi lengua". Por eso es una riqueza cultural convivir con dos lenguas: porque requiere el esfuerzo de los monolingües de aprender una nueva lengua sabiendo que no es indispensable para su supervivencia y por eso me quito el sombrero ante quien decide aprender las lenguas co-oficiales si no ha tenido la oportunidad de aprenderla en su infancia o si viene de otra comunidad monolingüe.

Dràcul·la

7) El miedo al catalán. Es curioso que en el fondo, lo que provoque el catalán a muchas personas (y me refiero al idioma) sea miedo. Miedo a que un día los catalanes decapiten a todo aquel que no lo hable. Miedo a que a mis hijos les laven el cerebro y cual zombies reconvertidos, se dirijan a sus padres en un idioma ajeno al que aprendieron en casa. Miedo a que tras conquistar Valencia, Baleares y la Franja de Aragón, vayan a por Polonia y la añadan a los Països Catalans. Miedo a que el catalán provoque una guerra civil que acabe con España. Miedo a las conspiraciones en nombre del catalán... Si realmente te identificas con alguna de las fobias que acabo de mencionar... lo siento de veras. Lo cierto es que todas estas fobias vienen muy alentadas por los medios de comunicación, lo cual considero una falta de responsabilidad bastante grave. Pero en fin, hay que vender...

Pues esto es todo lo que os puedo contar de como intento llevar mi día a día como bilingüe, que en definitiva es lo mismo que decir que básicamente no hago nada. Pero bueno, que quede registrado.

Salut!

En estos tiempos que corren de crisis económicas y desastres hipotecarios, me he llegado a preguntar si la sociedad realmente se merece lo que le está pasando.

Me refiero a que el modelo económico que tanto ha hecho crecer España en los últimos años y que ahora la va a llevar a la fosa no sólo ha sido consecuencia de un "ciclo de mercado", sino que también guarda una estrecha relación con el sistema educativo, concretamente con la supuesta preparación que ha de tener una persona para afrontar situaciones tales como entender qué significa pedirle un préstamo al banco o meterse en una hipoteca de interés variable.

Todo esto me lleva a criticar directamente el sistema educativo actual por dos motivos. El primero, por no impartir una asignatura tan básica como es economía de manera obligatoria y el segundo (debate que ahora parece que vuelve a ponerse sobre la mesa) por no otorgar a los profesores el suficiente poder para aplicar la disciplina necesaria cuando se les desmadran las clases por culpa de uno o más energúmenos.

Voy por partes. En cuanto a la asignatura de economía y empresa lo encuentro básico. No es una materia tan complicada como para que no se puedan introducir nociones económicas a chavales de 15 años y lo que es más importante: si todos vamos a acabar trabajando en empresas, ¿no sería lógico que los chavales ya se vayan familiarizando con el tema?. Pues parece que no.

Respecto a la autoridad de los profesores, tan sólo tengo que decir que es impresentable que se hayan convertido muchos colegios en guarderías permanentes o espacios de recreo donde los padres dejan a sus hijos mientras trabajan. Si a esto le sumamos que los profesores no tienen ningún aliado legal para ganarse el respeto o mantener un orden mínimo, tenemos como resultado una cantidad demasiado grande de zoológicos.

¿Y a qué nos lleva todo esto? Pues a no muy buen sitio, desde luego. Sin embargo, no estaría mal recuperar la idea de que los niños tuvieran como ejemplo a seguir a algún que otro intelectual o científico. Hay que romper una lanza en favor del conocimiento. Pero no porque sí, que ya debería ser suficiente, sino para evitar que la gente se meta a comprar pisos que ni siquiera saben que no van a poder pagar.

Pero esto va a ser una tarea tremendamente titánica, pues hoy en día, en este país, la mediocridad ha conseguido igualarse e incluso superar a la excelencia. La televisión sigue educando a los menores (y lo que es peor, a los padres) con unos modelos de dudosa reputación. El ejemplo más claro de esto es el fenómeno Belén Esteban.

Belén Esteban

Que conste que no tengo nada en contra de Belén Esteban como persona, pero sí estoy radicalmente en contra de todo lo que representa. Belén Esteban representa el triunfo de los tertulianos sobre los presentadores de televisión, de los padres sobre los profesores, de los amantes del bricolaje sobre los profesionales de la construcción... Y cuidado, que no estoy hablando de personas, estoy hablando de aplicar a todos los aspectos de nuestra vida el "esto ya me vale", sin leer las instruciones, sin pensar en las consecuencias. Belén Esteban ha conseguido ser una marca en sí, como lo es Michael Jordan, pero poniendo en práctica la increíble ecuación de vender más que nadie explotando su cualidad más palpable: la mediocridad. Es chocante. ¿Es Belén Esteban la marca blanca por excelencia de los tertulianos? ¿Es Belén Esteban el nuevo modelo de "low-cost" exponencial?. Es curioso que, a todo esto, sí que podemos aplicar un caso claro de "las ventas mandan, y si nos piden a Belén, pues ponemos a Belén".

Ha llegado el "low-cost" mal aplicado a todos los aspectos de nuestra vida... sobre todo a los jóvenes a los que se les bombardea con mensajes subliminales que no paran de decirles que estudiar no sirve para nada y que por su cara bonita y presentándose a un casting, ya está todo hecho... excepto cuando se dan cuenta de que en el último año su hipoteca les ha subido 200€ al mes.

Y yo me pregunto... ¿No tendremos lo que nos merecemos? ¿No será Belén Esteban el anticristo de esta crisis? 🙁

No es para tomárselo a broma, no. La Disney está a punto de conquistar el mundo a partir del lavado multitudinario de cerebros de los pobres niños del mundo.

El otro día estuve pensando en la máquina corporativa que mueve la empresa del ratón Mickey y es algo espectacular. Ya sabemos que los americanos hacen de todo un negocio, pero en ocasiones la comercialización de todos los aspectos de la vida humana es cansino, por no decir otras palabras más fuertes por las que el imperio de Pluto podría demandarme.

¿Por qué digo todo esto? Vamos a los hechos.

El modelo de negocio actual de Disney se basa en captar el ciclo de vida comercial de los niños desde los 4 a los 18-20 años.

¿Y cómo lo hacen? Os lo explico con algunos ejemplos.

Britney Spears: sí, ella fué presentadora del Disney Channel hasta que a los 15 años le pusieron una minifalda de colegiala, coletitas y le dijeron que cantase "Baby One More Time"

Hillary Duff: Lo mismo, estrella del Disney Channel en "Lizzie McGuire", le llega la pubertad y la ponen a cantar y a hacer películas y la convierten en otra chica multimedia.

Hannah Montana: Idéntico. Estrella del Disney Channel, arropada por su padre Billy Ray Cyrus (el de la canción que luego versionó Coyote Dax, "Don't Break My Heart, my achy breaky heart...."), triunfa en Disney Channel con su serie, y como no, la ponen a cantar y de gira por el mundo.

Lo mismo puedo decir de los (sosos) Jonas Brothers y de los de High School Musical, aunque en este caso se han basado en películas producidas para la televisión, "Camp Rock" en el caso de los primeros y otra del mismo nombre en el caso de los segundos.

Disney Takes Over the World

El patrón, por tanto queda clarísimo:

Disney dispone de un canal de tele con el que captar a los niños de tempranas edades, que se enganchan a las series o películas del canal con sus estrellas semi-adolescentes y mientras dura la serie, empieza la maquinaria del merchandising para sacar la camiseta de Hannah Montana o la carterita de la Demi Lovato.

En cuanto los niños ya no son tan niños, pues a cantar. Graban el disco, lo promocionan por el canal de TV y después giras multitudinarias. Todo esto hasta que evidentemente, los niños no son tan niños. Britney Spears se volvió medio tarumba a eso de los 25 años... a ver cuánto tardan los otros.

Disney exprime el limón, vaya que sí. Sólo espero que en las imágenes del Disney Channel y en las canciones de los Jonas Brothers no haya nada subliminal, porque si no... esta gente dominará el mundo algún día. Porque, ¿Hay algún padre capaz de negar a su hijo la ilusión de ver a Hannah Montana? No, pues eso...