Una de cine

Que el cine es una de mis pasiones es algo que no he comentado demasiado en este blog, pero precisamente ése fue el motivo de apuntame, ahora hace casi un año, al curso de producción de cortometrajes de la Casa Elizalde en Barcelona. No es que estemos hablando de un curso profesional, porque por 60€ y 6 clases no era plan de rodar el nuevo clásico del siglo XXI, pero lo cierto es que la cosa dió de sí.

Para empezar, tuve la suerte de caer en un grupo fantástico de gente que quien más quien menos, tenía ganas de poner su granito de arena. La cuestión es que nada más empezar el curso el objetivo quedó claro: se trataba de rodar un corto basándonos en un guión de X.G. Barberà, el director de todo el tinglado y que ya había cursado las clases de guión en la misma Casa Elizalde.

A partir de aquí, nos asignaron a cada uno una tarea (yo acabé en luces y sonido) y... a rodar. Si bien es cierto que algo más de teoría nos podrían haber dado, lo cierto es que se acabó compensando poniéndonos manos a la obra. Parece mentira la de detalles y trabajo que acabó llevando todo: permisos de rodaje, vestuarios, maquillaje, logística y avituallamientos... vamos, que aquello acabó pareciendo una productora a pequeña escala.

Con lo que me quedo al final, y pese a las jornadas maratonianas de los fines de semana, es que todo valió la pena para dar vida a la criatura y que aunque se trató de manufacturar un corto de guerrilla pachanguera, sólo por haber conocido a todos los que allí nos juntamos, ya valió la pena.

Sin más, os dejo con la ópera prima de X.G. Barberà , "Rodando su destino".

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

code